Feb. 2, 2016

Carlos Sainz comparte entrenamiento con el triatleta Mario Mola

Ultima su preparación en Palma de Mallorca con la mejor compañía

Pocos deportes son tan exigentes como la Fórmula 1. Es lógico entonces que Carlos Sainz busque formas de optimizar su preparación física, pues toda ventaja en el entrenamiento puede transformarse en una mano ganadora sobre las pistas.

Por eso, Carlos ha viajado hasta Palma de Mallorca para unir sus fuerzas a las de un triatleta olímpico, Mario Mola, con quien entrenará hasta que caiga la noche del jueves. Es una oportunidad única para compartir filosofías y comparar el estilo de preparación de un piloto de Fórmula 1 con la de un triatleta, en realidad muy similares, aunque lógicamente con distintos grados de intensidad.

Hoy, Carlos y Mario han completado un entrenamiento de altura: 2,6 kilómetros de natación, 33 kilómetros en bicicleta con series de velocidad y 70 minutos de carrera continua con nueve series al sprint a cuatro minutos por kilómetro, esto es, unos 15 kilómetros/hora. Ambos son deportistas Red Bull, la impulsora de esta iniciativa. La filial española de la popular marca de bebidas energéticas inmortalizará estas jornadas de trabajo con un vídeo que verá la luz en las próximas semanas.

Poco después de terminar su visita a las Islas Baleares, el piloto español pondrá rumbo a Faenza para concentrarse en la fábrica de la Scuderia Toro Rosso. Allí ultimarán los preparativos para que todo esté listo de cara a los test del Circuit de Barcelona-Catalunya, que arrancarán el 22 de febrero precisamente con Carlos al volante del nuevo STR11.

Mario Mola es natural de Palma de Mallorca. Nacido en febrero de 1990, fue deportista desde la infancia y a los 15 años se estrenó como triatleta. Con apenas 22 años, se convirtió en olímpico al participar en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, donde terminó con el diploma de la quinta plaza. Desde entonces, ha progresado todavía más para convertirse en activo fijo entre las medallas de las competiciones internacionales. En el Mundial de Londres 2013 consiguió la medalla de bronce, mientras que en 2014 y 2015 cosechó la plata en los Mundiales de Edmonton y Chicago, respectivamente.