Jul. 15, 2017

Un problema en la suspensión aleja a Carlos Sainz de la Q3; saldrá decimotercero en Silverstone

Ha superado holgadamente la Q1 en condiciones de agua antes de sufrir la avería

Silverstone, 15 de julio 2017.- Carlos Sainz empezará el Gran Premio de Gran Bretaña desde la séptima línea de la parrilla de salida, después de una difícil sesión de clasificación en la que ha sufrido un problema técnico que le ha impedido rodar al máximo de sus posibilidades.

Con 16 grados en el ambiente y 20 sobre el asfalto, el piloto español de la Scuderia Toro Rosso ha empezado la sesión cronometrada con la pista mojada. Carlos ha equipado un juego de neumáticos intermedios y se ha situado sexto con su primer tiempo. La paulatina mejora de las condiciones de pista le ha llevado hacia atrás en la tabla, pero ha montado el segundo set de Pirelli rayados para marcar dos tiempos buenos, primero un 1’43”522 y luego un meritorio 1’41”114 que le ha catapultado al décimo puesto y le ha permitido pasar limpiamente a la segunda fase de la clasificación.

Por entonces ya había dejado de llover, y el asfalto se seca muy rápidamente en Silverstone, de modo que todos los coches han salido a la Q2 con neumáticos de seco. Aquí ha empezado el sufrimiento de Carlos, que ha experimentado un problema en la suspensión trasera de su STR12 y no ha podido incorporarse a pista inmediatamente. 

Los mecánicos han trabajado a contrarreloj hasta que faltaban tan sólo cinco minutos para el final, cuando Carlos ha podido dejar los garajes para intentar salvar una Q2 muy cuesta arriba. Le faltaba rodaje con el neumático superblando, pero el principal problema es que la suspensión todavía no funcionaba perfectamente y perdía mucho tiempo en los virajes más rápidos. Finalmente, Carlos ha dejado el crono en un 1’31”368 y esto le ha dado el decimocuarto mejor tiempo en la sesión, que se convertirá en el decimotercer puesto de la parrilla a causa de las sanciones que arrastra Fernando Alonso.

Obviamente, el resultado de hoy no satisface al madrileño: “Ha sido un día muy complicado. De hecho, la clasificación ha sido un desastre, porque hemos tenido un problema en la suspensión. Los mecánicos han podido arreglar parcialmente el problema, pero el sistema no funcionaba del todo correctamente. Perdíamos mucho tiempo en curva rápida”.

Mañana será otro día e iremos a por todas, pero tenemos que evitar que pasen cosas como las de hoy. Debemos aprender de los errores que se hayan podido cometer. El de hoy es un problema de fiabilidad de la suspensión, y no se puede hacer nada, ni es culpa de nadie, pero hoy era un buen día para brillar, y hemos hecho una buena Q1, pero en Q2 era imposible con el problema”, ha concluido.

El Gran Premio de Gran Bretaña empezará mañana a las 14:00, hora peninsular española, y seguiremos en directo las evoluciones de Carlos desde su web oficial, www.carlosainz.es, y también desde la cuenta de Twitter @carlosainzinfo.