Feb. 24, 2016

Maratón de Carlos Sainz en su segundo día de pruebas con el STR11

Ha completado 161 vueltas hoy, un kilometraje sólo alcanzado por los Mercedes

Carlos Sainz ha completado su programa de entrenamientos para esta semana en el Circuit de Barcelona-Catalunya, después de superar una jornada maratoniana en la que ha recorrido 161 vueltas al trazado catalán, más que ningún otro piloto de los que ha tomado parte en los entrenamientos de hoy. El piloto de Toro Rosso ha marcado, además, el sexto mejor tiempo del día.
El trabajo de Carlos y su equipo tiene aún más valor si consideramos la juventud del STR11, que se terminó de ensamblar a última hora para empezar estas pruebas de pretemporada y en su tercer día de rodaje ya ha sido capaz de duplicar holgadamente la distancia de un Gran Premio. Concretamente, el piloto ha devorado 750 kilómetros a bordo de su nueva arma, por encima de la barrera de los 150 vueltas que sólo los Mercedes habían franqueado hasta el momento. 

Jornada sin descansoPara afrontar tanto trabajo en pista, en el equipo campeón se han turnado al volante los dos pilotos oficiales. Sainz, sin embargo, lo ha hecho solo y con un programa muy completo: ha salido a pista un minuto después del semáforo verde para empezar muy pronto a practicar paradas en boxes, con cambio de neumáticos. En uno de ellos, el equipo no ha apretado perfectamente la tuerca de la rueda trasera derecha y, por motivos de seguridad, le han pedido a Carlos que detuviera el coche. Los mecánicos le han rescatado y, una vez equipado con nuevos neumáticos y tuercas, el dorsal 55 ha empezado su particular 'tour de force'. Con tandas de entre diez y 15 vueltas, siempre con neumáticos de compuesto medio, ha bajado de su coche para la pausa de comer con su mejor crono, un 1'26"239.

Para la tarde, Toro Rosso había previsto una simulación de carrera y Carlos la ha llevado a cabo en tres stints y sin ninguna complicación. Unas últimas vueltas para realizar nuevos ajustes al coche han redondeado la jornada de Carlos, que ya no volverá a subir al STR11 hasta el próximo 2 de marzo, ya con los colores definitivos y nuevas piezas en el coche, que cada día se asemeja un poco más al que debutará en el GP de Australia. 

Éstas son las impresiones de Carlos Sainz al bajarse del coche hoy:
Pregunta: ¿Qué tal ha ido el día hoy? ¿Y cuál es el balance después de su primera semana de entrenamientos con el STR11?
Carlos Sainz: "Ha sido un día muy positivo, ¡hemos dado 161 vueltas! Empezamos con 55, luego 121 y hoy 161, así que el coche está mejorando; el kilometraje y la fiabilidad son mejores, y está claro que vamos en la dirección correcta. Vinimos a Barcelona con la idea de dar muchas vueltas y hoy hemos demostrado que podemos hacerlo, así que estoy muy, muy contento. Le doy la enhorabuena al equipo".

P: Además de la nueva decoración, ¿podemos esperar algo nuevo de Toro Rosso en la próxima semana?
CS: "Sí, Vinimos con un coche a medio camino entre el del año pasado y el nuevo para dar vueltas, y las estamos dando. Pero este coche no tiene mucho que ver con el que vais a ver la semana que viene o en Australia. Por ahora simplemente intentamos rodar y ver qué se rompe, así que tengo ya muchas ganas de probar el coche de la semana que viene. Eso sí, hasta Australia no sabremos lo rápido que es realmente. No podemos decir aún si la temporada va a ser muy buena o si tenemos un coche para estar entre los diez primeros. Paciencia".

P: Entonces, ¿ha sido todo perfecto hoy?
CS: "En realidad hemos tenido muchos pequeños problemas, pero los hemos solucionado según han venido. El coche es muy joven todavía, pero eso no nos ha impedido rodar muchísimo. El 90% de las veces que te plantean dar 160 vueltas en un día de test no se consigue, pero hoy lo hemos logrado, y tenemos que estar súpercontentos con eso".
P: ¿Por qué se paró esta mañana al final del carril de boxes?CS: "Estábamos haciendo pruebas de cambios de neumáticos y, por seguridad, había una duda con una rueda que no estaba del todo bien sujeta y hemos parado el coche a la salida del box por eso"

P: Ir de Barcelona a Talavera de la Reina en un F1 en un solo día tiene que ser agotador, ¿no?
CS: "Sí, 161 vueltas es muchísimo, casi dos carreras y media, con una simulación de carrera a media tarde para destruirte físicamente, pero tengo que decir que el entrenamiento invernal ha sido sensacional, me siento bien y rodar tanto sin haber tenido un solo problema creo que es la mejor prueba. Hoy voy a dormir bien, eso es seguro, pero hemos hecho bien los deberes. El cuello y la espalda, lo que hemos trabajado este invierno, ha funcionado a la perfección".

P: ¿Qué le parece la propuesta de nueva clasificación para la F1 de 2016?
CS: "No tengo una opinión muy clara, no he tenido tiempo para sentarme con mis ingenieros y ver cómo será paso por paso. Por un lado es bueno porque puede ser más espectacular, y por otro puede ser malo porque puede ser complicado de entender. Para esos aficionados que no ven la F1 todos los días puede ser un poco difícil de explicar en la TV, pero habrá que intentarlo, y si es más espectacular al final es menos importante que se entienda perfectamente o no".
Mañana continuará el trabajo en Montmeló, con Max Verstappen a los mandos del Toro Rosso en el último día de pruebas previsto para esta semana.