May. 28, 2016

Carlos Sainz termina séptimo la tercera sesión de Libres en Mónaco

Completa 26 vueltas sin errores ni problemas, preparación ideal para la clasificación

Mónaco, 28 de mayo 2016.- El sábado siempre es un día clave en un fin de semana de Gran Premio, pero en Mónaco toma un protagonismo aún mayor. Conseguir una buena clasificación en el Principado puede condicionar toda la carrera, por la extrema dificultad de adelantar en esta pista. Por eso, el séptimo puesto que Carlos Sainz ha logrado en la tercera y última sesión de entrenamientos libres es un síntoma positivo de su potencial en este Gran Premio.

Carlos ha simplificado al máximo su programa de trabajo. Primero, ha llevado a cabo una tanda larga con el neumático superblando, con el que ha marcado sus primeros tiempos de referencia, cronos que ha rebajado vuelta a vuelta –también merced a una pista cada vez más gomada– sin perder de vista el Top 10 de la tabla, pese a que muchos de sus rivales han utilizado desde el primer momento el compuesto ultrablando.

Después de unos minutos en el box, y a falta de 13 para el final de la sesión, el piloto de la Scuderia Toro Rosso ha vuelto a la carga, esta vez ya equipado con el Pirelli ultrablando, para simular una tanda de clasificación. En realidad no ha sido exactamente eso, ya que después de marcar el 1'15"324 que le ha aupado hasta la séptima posición, Carlos ha encadenado muchas más vueltas, hasta llegar a 11, antes de volver a boxes, por lo que ha afrontado su giro más veloz con una carga de combustible notable a bordo de su STR11. Aun así, por delante de él sólo han estado los Mercedes, los Red Bull, un Ferrari y, por escasas milésimas, su compañero Daniil Kvyat. Un buen balance de cara a la clasificatoria más complicada de la temporada.

Carlos no ha cometido errores y en sus 26 vueltas de hoy ha ganado la confianza imprescindible para afrontar la definitiva sesión de clasificación en Montecarlo, que se disputará a las 14:00 hora española peninsular.