Oct. 30, 2016

Carlos Sainz termina decimosexto un complicado Gran Premio de México

Distintas dificultades se han sucedido en la carrera del español

Ciudad de México, 30 de octubre 2016.- Hoy se ha disputado el Gran Premio de México de Fórmula 1 en el Autódromo Hermanos Rodríguez, ante un público que ha superado los 120.000 asistentes y un ambiente festivo como pocos en el calendario. No ha sido, sin embargo, una carrera divertida para Carlos Sainz, que ha visto la bandera a cuadros en la decimosexta plaza final después de lidiar con distintos problemas, principalmente de corte técnico y estratégico.

En la salida, Carlos ha traccionado bien desde la quinta línea de la parrilla de salida y, pese a su déficit en velocidad punta, ha logrado mantener la décima posición de la formación al término de la primera vuelta. En la curva 3 de ese giro inaugural, sin embargo, el de Toro Rosso ha aprovechado toda la pista hacia el exterior sin percatarse que justo por allí estaba recuperándole metros su compatriota Fernando Alonso. Esta acción ha sido investigada y los comisarios han sancionado a Carlos con cinco segundos, que han sido añadidos a su tiempo final de la carrera.

Al margen de esta maniobra, el coche de Carlos ha manifestado muy pronto algunos problemas técnicos: el cambio no reducía correctamente las marchas y esto ha forzado a Carlos a usar más de la cuenta sus frenos traseros, lo que ha devenido en un sobrecalentamiento del sistema que sólo se podía mitigar con un reparto de frenada volcado en el eje delantero, una situación lejos de ser óptima para el piloto de la Scuderia Toro Rosso. Además, un ligero toque en su alerón delantero lo ha dañado y ha reducido en diez puntos su carga aerodinámica durante toda la carrera.

En la vuelta 16, el equipo ha llamado a Carlos a boxes cuando ocupaba la décima posición, y ha reemplazado su juego inicial de neumáticos superblandos –con los que ayer pasó a la Q3 en clasificación– por un set de Pirelli medios con los que se ha lanzado a una tanda larguísima de 58 vueltas sin volver a detenerse en los boxes. Unos pocos pilotos más han elegido una estrategia similar, pero el Toro Rosso sufre tradicionalmente con este compuesto de neumáticos, de modo que Carlos ha tenido que adoptar un ritmo lejano al de los coches de cabeza.

La sanción de cinco segundos no ha sido de ayuda, y tampoco lances desafortunados como el sufrido en la vuelta 50, cuando Max Verstappen se ha salido de pista durante una pelea con Nico Rosberg y, al volver al asfalto, ha obligado a Carlos –que llegaba doblado por detrás– a cambiar de trayectoria hacia la hierba para no colisionar. Jenson Button ha aprovechado la circunstancia y ha superado al español en esa maniobra. 

Finalmente, ha cruzado la meta en decimoquinta posición, pero la aplicación de la sanción le ha descolgado una plaza más, hasta la decimosexta. En cualquier caso, Carlos ha sido el mejor Toro Rosso bajo la bandera a cuadros en el Autódromo Hermanos Rodríguez, dos puestos por delante de su compañero.

Al bajar del coche, el piloto español ha radiografiado su carrera a través de los problemas técnicos que la han condicionado:
"Ya desde el inicio hemos arrastrado problemas de todo tipo. Problemas en los frenos, en el cambio. Sabía que iba a ser una carrera difícil, y si le añades la falta de ritmo y tener que ir a una parada cuando era casi imposible, las verdad es que se nos ha puesto todo en contra y nos hemos ido un poco para atrás".

"Nos ha pasado de todo. Hemos sufrido problemas en el cambio, que no reducía las marchas bien en frenada. La consecuencia es que se sobrecalientan los frenos de atrás, así que tienes que echar el reparto de frenada todo adelante… Al final hemos perdido medio segundo por vuelta por estos problemas. Si además no teníamos ritmo para terminar en el Top 10, y sumamos la penalización… ha sido una carrera difícil".

Sobre la situación con Fernando Alonso en la primera vuelta, Carlos todavía no había visto la acción desde fuera, y tampoco lo había percibido con claridad desde el coche: "Aún no sé qué ha pasado. Pero tiene que haber sido por la salida, que le he visto tarde cuando él iba por la izquierda. Creo que ha tenido que irse por la hierba. Son cosas que pasan en la salida, no cabemos todos. Sólo sé que en mitad de la recta he mirado por el retrovisor y he visto a Fernando por la hierba. No sé cómo ha sido ni qué ha pasado", ha terminado el madrileño.

La Fórmula 1 se tomará ahora un breve descanso, y Carlos volverá a Europa para trabajar junto a su equipo antes de viajar de nuevo a América, concretamente a Sao Paulo, sede del Gran Premio de Brasil, que será el penúltimo de esta temporada 2016 de Fórmula 1. Lo seguiremos en www.carlosainz.es y desde la cuenta de Twitter @carlosainzinfo.