Sept. 18, 2016

Carlos Sainz salva un decimocuarto en Singapur sin potencia eléctrica

Una vital pérdida de potencia y un incidente en la salida lastran su carrera

Singapur, 18 de septiembre 2016.- Carlos Sainz no ha podido culminar el óptimo trabajo que había firmado durante todo el fin de semana en el Gran Premio de Singapur. Desde una excelente sexta posición de partida, el madrileño de la Scuderia Toro Rosso ha sido víctima de un toque unos metros después de la salida, lo que le ha obligado a adelantar su primera parada en boxes. Sin embargo, lo peor estaba por llegar: el fallo del MGU-K de su monoplaza le ha dejado con mucha menos potencia durante gran parte la carrera, así que la decimocuarta posición final era el máximo que Carlos podía sacar de su montura hoy. 

La salida ha sido buena, aunque ha tenido que esquivar por la derecha al Red Bull de Max Verstappen, más lento en los primeros metros. Por desgracia, el Force India de Nico Hülkenberg había elegido el mismo lado para acelerar, de modo que el alemán ha chocado con su rueda trasera izquierda contra la delantera derecha de Carlos, además de romperle el deflector vertical del barge-board en ese mismo lado del STR11.

Con un fragmento de esta pieza parcialmente suelto, los comisarios han pedido a Toro Rosso que el coche de Carlos pasase por boxes para eliminarla por completo. Esto les ha obligado a adelantar su primer cambio de neumáticos a la vuelta 8; de allí ha salido muy retrasado y con neumáticos superblandos, con la necesidad de superar a los coches más lentos para mantener su ritmo de carrera. El ritmo era bueno, así que se planteaba una carrera a la remontada.

Sin embargo, en la vuelta 20 ha llegado el segundo golpe de teatro para Carlos: el MGU-K de su coche ha dejado de funcionar y, por ende, ha perdido toda la potencia eléctrica de su monoplaza, un déficit de 160 caballos durante 33 segundos por vuelta que ha lastrado inevitablemente sus tiempos y su capacidad para recuperar posiciones pese al potencial demostrado ayer y anteayer.

En la vuelta 28, Carlos ha parado por segunda vez en boxes, esta vez para equipar neumáticos blandos –los más duros de la gama Pirelli para esta carrera– y con ellos ha llegado al giro 49, cuando ha montado un juego de superblandos usados hasta el final de la carrera. Pese a sus esfuerzos, recuperar posiciones se había vuelto imposible sin la potencia normal en su motor, así que ha peleado para mantener la decimocuarta posición hasta la bandera a cuadros, un gesto con más pundonor que esperanzas de puntuar.

Al final de la carrera, Carlos no podía ocultar su decepción: "En el accidente que ha habido al principio hemos perdido una pieza de la parte derecha, y esto nos ha hecho perder carga aerodinámica, pero luego llevábamos buen ritmo. El problema es que me han sacado en tráfico después de la primera parada y luego me he quedado sin el MGU-K. He disputado toda la carrera con poco más de 600 caballos, así que es fácil imaginar la frustración que supone que todo falle el día en que todo tenía que salir bien".

La remontada se ha vuelto imposible con este fallo mecánico: "También por eso no podía adelantar ni defenderme. Ha sido una carrera de dos horas con 650 caballos, el motor térmico sin la batería. Se pierde muchísimo por vuelta. Aun con el deflector roto se podría haber llegado en los puntos, pero si falta tanta potencia no hay manera".

El piloto ha explicado también el toque con Hülkenberg en la salida: "Tuve que esquivar a Max [Verstappen, n.d.r.] con la mala fortuna de que aparecieron otros tres coches para esquivarle, y ahí no cabíamos cinco en paralelo. El Force India se llevó la peor parte, y yo la segunda peor, pero insisto en que no es lo que ha condicionado mi carrera", ha aclarado Carlos.

"Ahora hay que pasar página y pensar en Malasia. No vamos a permitir que el problema de hoy nos quite ni una centésima en Sepang. Esperamos llevar conclusiones después del trabajo comparativo en las últimas carreras y estar lo más arriba posible pese a nuestras carencias".

Como ha avanzado Carlos, la Fórmula 1 se queda en Asia, donde se disputará el Gran Premio de Malasia entre los días 30 de septiembre y 2 de octubre. Lo seguiremos desde www.carlosainz.es y desde la cuenta de Twitter @carlosainzinfo.