Oct. 1, 2016

Carlos Sainz saldrá mañana desde la octava línea de parrilla en el GP de Malasia

Se centrará en escalar posiciones en carrera pese a su escasez de velocidad punta

Sepang, 1 de octubre 2016.- La clasificación del Gran Premio de Malasia se ha demostrado una dura prueba para el equipo Toro Rosso y para Carlos Sainz, que ha terminado con el decimosexto mejor tiempo y, por tanto, mañana saldrá desde la octava línea de la parrilla de salida.

Con el cielo repentinamente encapotado, la temperatura de la pista ha descendido hasta los 40ºC e incluso se ha temido por la llegada de una de las habituales tormentas tropicales en estas latitudes, algo que podría haber beneficiado a Toro Rosso. Sin embargo, el asfalto ha permanecido finalmente seco durante toda la clasificación.

Carlos ha utilizado cuatro juegos de neumáticos blandos en la clasificación, dos en la Q1 y otros tantos en la Q2. El paso del primer corte ha sido relativamente sencillo para él, porque incluso con el tiempo obtenido en el primero de sus intentos hubiera pasado a la segunda fase. Sin embargo, el español de Toro Rosso ha preferido asegurar y ha rebajado ulteriormente sus cronos en otra vuelta rápida.

La historia ha sido distinta en la Q2. En el primer intento, Carlos ha detenido el crono en 1'35"374, pero en la segunda tentativa no ha rebajado este tiempo, pese a mejorar su registro en el tercer parcial. Con un tiempo prácticamente calcado al de su compañero de equipo –5 milésimas de segundo entre ellos–, mañana habrá que buscar la remontada.

Carlos ya había avisado con antelación de que era poco realista pensar con pasar a la Q3 en este Gran Premio, aunque admite que el resultado de hoy ha sido algo más discreto de lo previsto:

"Una clasificación muy complicada, como esperábamos. Tras estar novenos en los Libres 3 nos había subido un poco la moral, pero esta clasificación nos devuelve a la realidad, que es terminar decimoquinto y decimosexto", ha explicado. "Es quizá donde estábamos en Spa o Monza. La verdad, no estoy muy contento porque esperábamos un poco más. La Q3 era imposible, pero quizá batir a los Renault, un Haas... y no ha sido así".

En Sepang es complicado compensar el déficit de potencia del STR11. "En un circuito como éste es muy difícil marcar la diferencia porque todos los coches van bien en el circuito porque hay mucho agarre, es muy difícil hacer una vuelta en la que sacar dos o tres décimas de repente".

Carlos mantiene intacta su motivación: "Para mañana, en carrera, hay que ir a por todas. Una clasificación un poco deprimente no me quita ganas ni energía para la carrera de mañana. Vamos a ir a por todas sabiendo que será muy difícil puntuar, pero si se puede alcanzar el undécimo o el duodécimo puesto hay que ir a por ello. Hoy creía que iba a llover, se ha nublado mucho, pero al final no ha pasado nada".

El líquido elemento podría cambiar las previsiones para la carrera: "Quizá necesitamos que llegue esa lluvia mañana, que pasen cosas delante. Nosotros sabemos que nuestro coche está para estar duodécimo o decimotercero, a no ser que haya una carrera muy loca", ha terminado Carlos.

Mañana se disputará el Gran Premio de Malasia a las 09:00, hora española peninsular. Lo seguiremos en directo desde www.carlosainz.es y desde la cuenta de Twitter @carlosainzinfo.