Nov. 26, 2016

Carlos Sainz saldrá desde la última línea de parrilla en Abu Dabi, lastrado por los problemas técnicos

No supera el primer corte de la Q1; ahora se centrará en afinar su estrategia de carrera

Abu Dabi, 26 de noviembre 2016.- La de hoy no ha sido la clasificación que Carlos Sainz merecía para despedir la temporada 2016 de Fórmula 1. Con tan sólo 35 vueltas de rodaje en todo el fin de semana y ni una sola en condiciones similares a las de la clasificación de esta tarde, el piloto español de la Scuderia Toro Rosso ha tenido que condensar todo ese trabajo pendiente en los 18 minutos que dura la primera fase de la clasificación, cuyo corte desafortunadamente no ha podido superar. Así pues, Carlos ha terminado en una lejana vigesimoprimera posición, el peor resultado en clasificación de su trayectoria en F1, obviamente condicionado por los problemas que ha atravesado el equipo desde ayer.

La estrategia para esta sesión cronometrada ha sido la única posible: salir antes que nadie y utilizar tantos juegos de neumáticos como fuera posible. En el caso de Carlos han sido tres de ultrablandos y, aunque momentáneamente ha estado en posiciones de paso a la Q2, pero luego ha caído progresivamente sin posibilidad de mejorar ostensiblemente sus tiempos y se ha 'descolgado' hasta la vigesimoprimera posición.

La puesta a punto del STR11 no era la mejor posible, por la importante falta de rodaje del español durante los Libres 2 de ayer –la sesión con temperaturas más similares a la clasificación– y también en los Libres 3 de esta mañana, todo a causa del problema sufrido en el STR11 de Daniil Kvyat, que pinchó dos neumáticos traseros derechos ayer a causa de algún roce producido por el propio monoplaza. Ante la posibilidad de que se reprodujese el problema, Toro Rosso ha preferido mantener a sus pilotos en boxes hasta que garantizasen al 100% la seguridad de los coches.

Al bajarse del monoplaza, el madrileño no ha ocultado su decepción, por más que el resultado de hoy fuese previsible:

"Muy difícil, llevamos todo el fin de semana con problemas, sin poder dar todas las vueltas que queríamos para la clasificación. Es lo que suele pasar cuando llegas a la Q1 sin estar preparado. pierdes tiempo en pista, siempre te va a ir mal. El fin de semana ha sido un desastre hasta ahora, ojalá mañana las cosas vayan mejor, pero hasta ahora ha sido el peor fin de semana de la temporada".

De cara a la carrera, Carlos no espera un cambio radical, aunque pondrá toda la carne en el asador, como siempre: "Tampoco es que tengamos mucho ritmo. Pero bueno, salir mañana a divertirse, tratar de hacer nuestra carrera. Si el coche está para hacer decimosexto, habrá que intentar ir a por el decimosexto, aunque no es como quería terminar la temporada, eso seguro", ha explicado.

La causa de los problemas de Carlos ha sido, sobre todo, la falta de rodaje:

"No pude probar los ultrablandos en estas condiciones. eso lo cambia todo. Tuve muchos problemas para calentar los neumáticos, también teníamos problemas de velocidad punta, perdíamos 5 kilómetros/hora con mi compañero y no lo entendemos ahora mismo. Eso hace que ahora seamos vigesimoprimeros sin poder rodar, aprender o preparar el coche".

Sin el mal de los pinchazos, el panorama sería distinto:

"Creo que si hubiéramos tenido un buen fin de semana, habríamos clasificado entre decimotercero y decimosexto, como en Brasil, porque es un circuito donde la potencia es importantísima. Pero en carera hubiéramos esperado ser undécimos si alguien tenía algún error, o si un Williams o un Force India abandonaran. Lo mismo que en los últimos dos o tres fines de semana".

Carlos no duda de la actuación del equipo en esta difícil situación:

"Creo que el equipo ha puesto todas las soluciones posibles para estar seguros de que no hay ningún contacto del neumático con el chasis, pero el problema es que no sabemos exactamente la causa del problema. Sin saber la causa, siempre intentarás calibrar todo el coche para que eso no pase, pero no estarás seguro al 100% de que no vuelve a pasar".

Según el piloto, Toro Rosso cree tener el problema bajo control:

"El equipo no nos enviaría a pista si no lo creyesen, el equipo nos da suficiente tranquilidad y nos dicen 'si algo no va bien o no quieres correr, no lo hagas'. El equipo ha sido muy leal a nosotros, y ahora están contentos porque ven que los neumáticos no explotan. Y podemos ver menos indicadores de ese problema en los neumáticos, menos contacto. Todos estamos contentos y confiados, pero no estamos seguro al 100% para decir que mañana el problema estará solucionado", ha terminado.

El Gran Premio de Abu Dhabi se disputará mañana a las 17:00 hora local, mientras que en la España peninsular la vuelta de formación empezará a las 14:00, en horario GMT+1.