Ago. 27, 2016

Carlos Sainz saca el máximo de su montura y empezará P14 el Gran Premio de Bélgica

Espera aprovechar cualquier circunstancia mañana para alcanzar la zona de puntos

Francorchamps, 27 de agosto 2016.- Carlos Sainz tomará la salida del Gran Premio de Bélgica desde la séptima línea de la parrilla de salida. El piloto español de la Scuderia Toro Rosso ha exprimido al máximo su STR11, pero no ha podido ir más allá del decimoquinto mejor tiempo en la sesión, que se ha convertido en decimocuarto a causa de la penalización que arrastraba Esteban Gutiérrez. Así, Carlos no ha podido alcanzar esta vez la Q3, pero mañana peleará por alcanzar la zona de puntos.

El cielo ha permanecido perfectamente despejado durante toda la mañana y, de hecho, la clasificación ha empezado con 31ºC en el ambiente y 41ºC sobre el asfalto. En la Q1 ha equipado desde el inicio los neumáticos superblandos y, después de un primer intento en 1'49"256, ha rebajado con el segundo juego de gomas hasta un 1'48"876, su mejor tiempo del fin de semana. Este crono le ha dado el pase para la segunda fase, la Q2, aunque en una ajustada decimoquinta posición. Mientras tanto, el otro Toro Rosso terminaba decimonoveno a 0'"363 del tiempo de Carlos, prueba de las dificultades del STR11 en la pista de Spa-Francorchamps.

Ya en la Q2, Carlos ha esperado hasta el último momento para buscar su mejor tiempo con otro set de superblandos nuevos. Su tiempo final ha sido un 1'49"038, el que le concederá la decimocuarta posición en la parrilla de salida. El de Toro Rosso se ha encontrado con Sebastian Vettel –que volvía a boxes– en la frenada de la última chicane, con lo que ha perdido algo de tiempo allí, pero en ningún caso podría haber aspirado a un lugar en la Q3.

Al bajarse del coche, Carlos se ha mostrado decepcionado, aunque reconoce que no había más potencial disponible en el STR11 hoy:

"No hemos estado ni cerca de la Q3, que era nuestro objetivo al llegar aquí para este fin de semana. Ahora vemos que estamos a casi un segundo de Q3, así que nada contento, obviamente. Hemos encontrado soluciones, pero no lo suficientemente grandes. El fin de semana ha sido negativo hasta ahora en el equipo, aunque en lo personal estoy contento: sé que he sacado el máximo potencial del coche y que no había más, aunque estoy decepcionado porque estemos tan atrás".

Durante todo el fin de semana, Carlos y sus ingenieros han buscado limar hasta la última milésimas en sus tiempos y, de hecho, el otro Toro Rosso no ha logrado pasar a la Q2: "Obviamente hemos probado de todo en libres 1, 2 y 3, direcciones unas correctas y otras incorrectas. Al final he elegido la configuración con la que yo me veía confiado para la clasificación, y he podido sacar el máximo rendimiento al coche, pero esto es lo que puede conseguir el coche en este circuito".

Carlos plantea una carrera complicada para mañana, pero en la que espera conseguir un plus respecto a hoy: "La carrera va a ser difícil mañana, mucha degradación, un superblando que se sobrecalienta enseguida, un blando que tampoco es fácil, un medio que a algunos equipos les va bien y a otros muy mal. Por tanto, una carrera un poquito más interesante para nosotros mañana, pero aun así, tendrán que juntarse varios elementos para poder entrar en los puntos. La ventaja es que no hay nada que perder".

El Gran Premio de Bélgica se disputará mañana a las 14:00 de mañana , hora peninsular española. La seguiremos desde www.carlosainz.es y desde la cuenta de Twitter @carlosainzinfo.