Ene. 7, 2016

Carlos Sainz responde a las inquietudes de sus fans británicos

El periodista James Allen realizó una entrevista al piloto donde las preguntas las lanzaron sus seguidores

El primer año de Carlos Sainz en la Fórmula 1 ha sido intenso y lleno de aprendizaje, mientras que 2016 está llamado a ser el año de su consolidación en el Gran Circo. Su excelente rendimiento en su debut y sus perspectivas para esta nueva temporada han despertado las inquietudes de sus fans, algunos de los cuales han podido transmitirlas hasta Carlos gracias al periodista deportivo James Allen, quien decidió hacer desde su página web una entrevista al español con preguntas de sus seguidores afincados en Reino Unido.

Carlos está convencido de su preparación para tener una carrera exitosa en la Fórmula 1 y, consultado por cómo ha sido ser compañero de Max Verstappen y que comparasen sus actuaciones durante todo el año 2015, cree que están muy cerca entre sí en cuanto a nivel de pilotaje.

"Hemos estado muy cerca el uno del otro. Es muy positivo para mí porque la gente valora tanto a Max y, si es tan bueno como todo el mundo dice, que yo creo que sí, eso significa que no debo de estar lejos. Sonrío al ver que estoy a ese nivel", respondió a uno de sus fans.

Con respecto a su estilo de pilotaje, Carlos opinó que hay que saber cuándo ser calculador y cuándo agresivo, pues cree que la base del éxito para un piloto está en utilizar ambos enfoques con criterio.

"Prefiero ser calculador y agresivo pero en los momentos correctos. Los cálculos son más para cuando luchas por el Campeonato y el pilotaje agresivo es más útil cuando adelantas o haces una buena vuelta de clasificación. Pero si usas todos esos enfoques de la manera correcta, te hacen un buen piloto", aseguró.

Dentro del coche, el madrileño señaló que trabaja de forma instintiva y no piensa en qué curva viene o con qué marcha ha de acometerla, algo que confesó que sí tuvo que hacer la primera vez que se subió a un Fórmula 1 en Silverstone.

"Nunca pienso en una curva, me sale solo. Cuando hay una sucesión de curvas, no tienes tiempo para pensar, lo haces de forma instintiva. Mi primera vez en un coche de Fórmula 1, que fue en Silverstone, fue la única vez que tuve que pensar en las marchas y la única vez que me tuve que anticipar un poco porque el coche tenía tanta carga aerodinámica que me estaba subiendo a los pianos demasiado", comentó a otro de sus seguidores.

Tras visitar 19 circuitos en su temporada de debut, Carlos ha quedado enamorado del trazado de Suzuka, en Japón. En esta pista lideró por primera vez una sesión de entrenamientos en un Gran Premio de Fórmula 1, al ser el más rápido bajo la lluvia en los Libres 1 y, además, cuajó una de sus mejores carreras del año en cuanto a conducción, en la que sumó un punto pese a un error al entrar a boxes para realizar su segunda parada que le hizo dañar el alerón delantero.

"Suzuka se ha convertido en uno de mis circuitos favoritos junto con Silverstone y Spa. Me llevo bien con los japoneses y me encantó ese fin de semana", reconoció.

Por último, con las miras ya puestas en 2016, Carlos confía en mejorar sus actuaciones personales desde la propia pretemporada y se mostró optimista en cuanto al coche que prepara Toro Rosso para el nuevo campeonato.

"Con respecto a mis actuaciones personales, me siento confiado y optimista. Siempre doy grandes pasos en invierno y lo hice el año pasado. Estoy impaciente por ver lo que Toro Rosso ha preparado para nosotros de cara a 2016", finalizó.