Nov. 10, 2016

Carlos Sainz, listo para el GP de Brasil: "Me encanta Interlagos, otros circuitos podrían tomar nota"

El madrileño está mentalizado para el penúltimo Gran Premio de la temporada

Sao Paulo, 10 de noviembre 2016.- Carlos Sainz ha llegado a Brasil decidido a enfrentarse al siempre desafiante Autódromo José Carlos Pace Interlagos, un circuito técnico y complejo donde las condiciones meteorológicas juegan un papel fundamental y donde el Gran Circo llega con el Mundial en juego entre los dos pilotos de Mercedes. Por su lado, el piloto español de la Scuderia Toro Rosso afronta la penúltima cita de la temporada confiado en resarcirse de la decimosexta posición de México y volver a la lucha por los puntos, aunque es consciente de que es una meta ambiciosa. Con la sexta plaza de Austin aún en la retina, el piloto de la Scuderia Toro Rosso está decidido a trabajar al máximo desde el minuto uno.

Ya han pasado dos semanas desde la última carrera, pero Carlos no ha tenido mucho tiempo para descansar durante este periodo. Este martes asistió a la presentación del XI Rastrillo de firmas solidarias de Avanza ONG, del cual es embajador. El objetivo de la iniciativa es recaudar fondos y alimentos para ayudar a familias en riesgo de exclusión social estas Navidades.

El miércoles, ya en Brasil, Carlos visitó el estadio del Corinthians de Sao Paulo en un evento organizado por Estrella Galicia 0,0. El piloto donó un casco firmado al Instituto Ayrton Senna y recibió una camiseta firmada del equipo de fútbol, así como una visita por sus instalaciones. El madrileño aprovechó la ocasión para expresar su admiración por el tricampeón brasileño.

Es un honor para mí donar este casco al instituto Ayrton Senna. Siempre me gusta ver vídeos de momentos históricos de la F1 y para mí Ayrton es el mejor de la historia, sin duda. En mi casa tenemos una foto de mi padre con Ayrton en la Gala de la FIA de 1990 en la que ambos recibieron sus trofeos de Campeones del Mundo”. 
 
Hoy, Carlos se ha desplazado hasta el circuito de Interlagos para empezar la preparación del fin de semana con su equipo de ingenieros. El año pasado, después de conquistar la décima posición en la parrilla de salida, el español tuvo que abandonar en la primera vuelta de la carrera, víctima de una avería eléctrica en su coche. El problema se manifestó en primera instancia mientras se dirigía hacia la parrilla de salida, cuando su Toro Rosso STR10 se paró sin previo aviso. Tras momentos de tensión y una grúa que le devolvió a los garajes, los técnicos lograron arrancarle el motor, pero el rugido apenas duró unas pocas curvas antes de pararse definitivamente y forzar al piloto madrileño a bajarse del coche.

Para la cita de este año en Brasil, Pirelli ha elegido los compuestos duro, medio y blando, mientras que el equipo Toro Rosso ha optado por la misma asignación de juegos de neumáticos tanto para Carlos como para su compañero Daniil Kvyat: un juego de duros, cuatro de blandos y ocho de superblandos.

Éstas han sido las primeras impresiones de Carlos durante su encuentro con la prensa en este primer día de actividad en el circuito de Interlagos:

Tengo muchas ganas de disputar esta carrera, porque el año pasado me quedé con mal sabor de boca. Nos pasó de todo y no pude correr. Eso significa que tengo 70 vueltas de experiencia menos que mis rivales, pero este año espero recuperar ese tiempo perdido y aprender lo que no pude en 2015”.

En Interlagos necesitas un coche que se comporte bien en el segundo sector. Los neumáticos sufren; es una pista dura con el tren trasero. Es difícil dar con los reglajes que te hagan sentir cómodo en los tres sectores, porque todas las curvas son diferentes, pero ésa será nuestra prioridad mañana cuando salgamos a la pista. Éste trazado es muy complicado, pero me gusta. Otros circuitos podrían tomar nota”.

Los primeros entrenamientos libres para el Gran Premio de Brasil se disputarán mañana a las 10:00 en Interlagos, esto es, a las 13:00 hora peninsular española. Los seguiremos en www.carlosainz.es y desde la cuenta de Twitter @carlosainzinfo.