Oct. 10, 2015

Carlos Sainz ileso de un fuerte accidente

Aunque no ha podido tomar parte de la calificación, mañana podrá tomar la salida de la carrera

Carlos Sainz: "¡Hola a todos¡ Cómo podéis ver, estoy bien. Tengo la espalda y el cuello algo doloridos por el accidente, pero estoy perfectamente. Espero que mañana me despierte bien y pueda intentar correr la carrera, esa es mi intención. Obviamente tenemos que ser cautos. Siempre he estado consciente. Tan pronto ocurrió el accidente, intenté hablar con el equipo por la radio, pero esta no funcionaba y han debido pasar algunos momentos de mucha preocupación. Me gustaría dar las gracias a todos por vuestro apoyo, es muy bonito recibir todos vuestros mensajes de ánimo en un momento como éste. Espero veros a todos mañana en el circuito".

Phil Charles (Ingeniero Jefe de Carrera): "Nuestras primeras consideraciones son, evidentemente, para Carlos. Ha sufrido un gran accidente, pero está bien. Ahora tenemos que esperar hasta mañana para saber si tendrá el beneplácito de los médicos de la FIA".

"En cuanto a la ingeniería, todavía estamos ultimando los detalles de nuestra investigación del accidente. Sin embargo, hasta el momento no hemos hallado datos importantes de los qué hablar. Desde un punto de vista personal estoy muy impresionado al ver que el coche ha aguando muy bien este fuerte impacto, la zona de deformación del morro ha trazado de manera muy eficiente y las cuatro ruedas no se han arrancado. El monocasco parece estar bien".

Franz Tost (Director del equipo): "Estoy muy feliz de que Carlos esté bien y fuera del hospital, esto es lo más importante para nosotros. Esperaremos a que duerma y mañana por la mañana, si pasa una buena noche, pasará los controles médicos de la FIA para decidir si es capaz de tomar la salida en la carrera. Ahora, sólo queda aclarar lo sucedido antes del accidente, Carlos estaba completando una tanda larga con los neumáticos blandos antes de cambiar a los duros para hacer otras dos vueltas. Las ruedas de compuesto duro tienen menor adherencia. Además había cambiado el reparto de frenos en el volante, lo que significa que había puesto más presión atrás. Una combinación de estos dos factores puede haber sido la causa del bloqueo de los neumáticos traseros, lo que ha hecho que el coche fuese incontrolable".