Jun. 30, 2016

Carlos Sainz: "En Austria hay muchas rectas y curvas rápidas, lo mejor y lo peor para nosotros"

Prepara el GP orgulloso de la decisión de Red Bull de prolongar su contrato

Spielberg, 30 de junio 2016.- Carlos Sainz ya está listo para afrontar el GP de Austria en el Red Bull Ring. El piloto de la Scuderia Toro Rosso ha recorrido los 4.326 metros que componen la pista junto a sus ingenieros y prepara un fin de semana con una meteorología incierta, pero convencido de pelear por los puntos y recuperar su mejor racha en F1, interrumpida por un problema mecánico en el pasado GP de Europa, en Bakú.

En sus primeras palabras para los medios de comunicación, se ha referido al anuncio de la renovación de su contrato con Red Bull por un año más, algo prácticamente inédito en un mes de junio cuando la costumbre de la marca pasa por esperar hasta finales de año. En este caso, han preferido ejercer su opción contractual mucho antes y garantizarle a Carlos un asiento en la F1 de 2017 con la Scuderia Toro Rosso: "Estoy muy contento porque me hayan confirmado así. Es importante para la estabilidad y un orgullo tratándose de un programa tan difícil como el de Red Bull. Espero que el año que viene demos otro pasito y podamos estar luchando por posiciones más adelante", ha dicho a los micrófonos de Movistar Plus.

"En cualquier caso, ya hemos mejorado mucho respecto al año pasado en fiabilidad y rendimiento. Pese a tener el motor 2015 de Ferrari, estamos luchando de tú a tú con equipos grandes como McLaren, e incluso con Williams de vez en cuando. El coche es bueno y, además, el mes de julio es un mes importante para nosotros porque traeremos pequeñas evoluciones antes del verano. Con esto debemos consolidar el STR11 para el resto del año. Ojalá el año que viene la fuerza de Red Bull nos ayude un poco, al poder trabajar más estrechamente, y podamos estar más adelante".

Carlos no se plantea objetivos concretos para esta ronda de carreras previas a la pausa veraniega, más allá de emplearse a fondo: "La quinta posición del Mundial de Constructores se ha alejado con el podio de Checo y nuestro doble abandono en Bakú. No es imposible, pero necesitaríamos un súper resultado antes del parón de verano. Por supuesto vamos a seguir intentándolo".

Sobre el Red Bull Ring, Carlos está expectante por comprobar cómo se adapta a su montura: "Aquí hay muchas rectas, pero también muchas curvas rápidas. Tenemos nuestra mayor desventaja y nuestra mayor ventaja. A ver cuál juega más a nuestro favor. Será un Gran Premio en el que costará encontrar un compromiso de carga aerodinámica. Estamos valorando si poner mucha para explotar nuestro rendimiento en curva y frenada, o poner poca para ser más competitivos en recta".

La pista entera se ha pavimentado de nuevo este año, y Carlos ha indagado sobre el efecto que esto comportará en el agarre de los coches: "He hablado del reasfaltado con algunos pilotos del DTM y me han dicho que el circuito ha cambiado bastante. El asfalto tiene más agarre. Más tiempo a fondo, quizá un poco menos de carga aerodinámica. Los tiempos por vuelta van a bajar bastante. No hay baches, los pianos son más bajitos y eso hace que el circuito resulte más ancho. Todo va ayudar a que los coches vayan un poquito más rápido. Las dos últimas curvas son muy complicadas, pero también es verdad que en 2015 había cambios de asfalto en esa zona. Todas esas variables han desaparecido, ahora es el mismo asfalto en todas las curvas. Eso debería ayudarnos a los pilotos", ha concluido.

Mañana se disputarán las primeras sesiones de entrenamientos libres para el GP de Austria. La inicial empezará a las 10:00 hora española peninsular, y la seguiremos en directo desde www.carlosainz.es y la cuenta de Twitter @carlosainzinfo.