Mar. 26, 2017

Carlos Sainz empieza el año con el octavo puesto del GP de Australia

Es su mejor resultado en Albert Park y confía en la evolución del equipo durante el año

Melbourne, 26 de marzo 2017.- Primera carrera de la temporada, y primeros puntos del año para Carlos Sainz. El Gran Premio de Australia ha llegado a su fin, y lo ha hecho con un sólido octavo puesto para el piloto español, que ha conseguido su mejor resultado en este circuito y estrena la temporada con un razonable optimismo y la vista puesta en la evolución continua de la Scuderia Toro Rosso.

En la salida, Carlos ha mantenido la octava posición que ocupaba en parrilla, pese a salir desde la zona sucia de la parrilla. El español se ha aferrado a esa octava plaza durante su primer stint mientras perseguía a Romain Grosjean en busca de un premio mayor. En la vuelta 13, ha escalado al séptimo lugar tras el abandono de Grosjean con problemas técnicos.

La degradación de los neumáticos, mucho menor que en 2016, hacía presagiar una estrategia a una sola parada y las previsiones se han cumplido. En el decimonoveno giro, el español ha entrado en boxes para completar su único cambio de neumáticos. Ha sustituido el juego de ultrablandos que llevaba desde la salida por uno de la opción blanda, la más conservadora que Pirelli había traído a Melbourne. Carlos ha parado pronto para cubrir el 'undercut' de Sergio Pérez, y efectivamente lo ha logrado. Sin embargo, el mexicano llevaba sus gomas a mejor temperatura por haberse detenido una vuelta antes y le ha superado en la apurada de frenada de la curva 3, gracias también a la velocidad punta de su Force India. Eso ha dejado a Carlos de nuevo en la octava plaza.

En el último tercio del Gran Premio, el ingeniero de pista de Carlos le ha pedido que cediera la posición a su compañero para que éste pudiera intentar una ofensiva sobre Pérez, ya que tenía una estrategia distinta y en ese momento montaba gomas superblandas. El madrileño ha aceptado porque, si no cumplía su propósito, Kvyat le devolvería la posición. Finalmente, éste ha tenido que hacer una parada en boxes y eso ha dejado a Carlos en la octava posición de la tabla, que ha ocupado hasta ver la bandera a cuadros. 

Durante las últimas vueltas ha peleado por superar al Force India de Pérez, pero le han faltado unos giros para culminar su ataque. Curiosamente, cuando Carlos ha dejado pasar a su compañero, también ha tenido que ceder el puesto a los dos Mercedes, que iban a doblar a los Toro Rosso. En el proceso, el STR12 ha perdido la temperatura óptima en sus neumáticos y eso ha conllevado un proceso para volverlos a poner en el punto de rendimiento ideal en el que inevitablemente se pierde tiempo. Pudo haber sido el que necesitó al final de la carrera para terminar séptimo, pero en cualquier caso el octavo es un muy buen resultado para empezar la temporada 2017.

Al bajarse de su Toro Rosso STR12, Carlos ha hecho una valoración positiva del domingo:

"Estoy contento con el resultado, un octavo puesto es una buena base desde la que empezar a construir en esta temporada. Para el equipo ha sido también positivo porque, por detrás de mí, mi compañero ha marcado más puntos para Toro Rosso. De todos modos, ha sido una carrera un poco rara. Hemos salido bien, nos hemos puesto octavos y luego séptimos cuando Grosjean se ha retirado. Hemos hecho una parada y hemos salido por delante de Checo, que ha intentado hacernos el ‘undercut’, pero nos ha pasado por velocidad punta, donde todavía sufrimos. El equipo ha decidido reaccionar a ese 'undercut', así que hemos parado en boxes muy pronto. Tras ver lo que han hecho otros rivales, quizá los ultrablandos podrían haber aguantado más de lo que creíamos. Dentro del equipo hemos partido estrategias y es probable que yo me haya quedado con la más lenta, pero gestioné los blandos y al final pude atacar a Pérez", ha dicho.

También ha descubierto cómo son los nuevos monoplazas en el global de una distancia de carrera: “Ha sido mucho más duro que el año pasado, porque podemos apurar más, la degradación es diferente y los coches son mucho más rápidos en ritmo de carrera. Pero también ha sido mucho más divertido de conducir, y para mí es una buena señal que haya hecho mi vuelta rápida a dos del final. Eso es que hemos hecho bien los deberes, aunque ahora analizaremos todos los datos y sólo pensamos en mejorar y evolucionar durante todo el año”, ha terminado.

Los motores de la Fórmula 1 no rugirán la semana que viene, pero la acción en pista volverá el 7 de abril, con los primeros entrenamientos libres para el GP de China. Como siempre, seguiremos las evoluciones de Carlos a través de la web www.carlosainz.es y la cuenta de Twitter @carlosainzinfo.