Mar. 4, 2016

Carlos Sainz despide la pretemporada con el segundo mejor tiempo de la jornada

Satisfacción después de montar por primera vez los neumáticos más blandos

Barcelona, 4 de marzo de 2016.- La pretemporada de Fórmula 1 ha llegado hoy a su fin en el Circuit de Barcelona-Catalunya, y Carlos Sainz ha jugado un papel protagonista, al marcar el segundo mejor registro de la jornada y la vuelta más rápida para la Scuderia Toro Rosso en toda la pretemporada. 

Durante la mañana, el equipo ha realizado los últimos ajustes a la puesta a punto del STR11, antes de empezar una secuencia de vueltas con los compuestos más blandos, con los que Carlos apenas había tenido contacto hasta hoy. Con dos juegos de blandos, otros dos de superblandos y finalmente dos más de ultrablandos, el español se ha catapultado hasta la segunda posición de la tabla de tiempos, que no ha abandonado hasta el final de la jornada gracias a su crono de 1'23"134.

Por la tarde, el equipo ha vuelto a su habitual programa de simulación de carrera, con tres stints largos y uno extra también largo y más rápido que los anteriores, una buena despedida a dos semanas maratonianas de entrenamientos en Barcelona.

Buenos números
Carlos termina las pruebas invernales como el quinto piloto más rápido de la parrilla, con la séptima vuelta más veloz de todas las que se han dado en los ocho días de test. En los cuatro de ellos que ha pilotado, el español ha completado 515 vueltas, nada menos que 2.397 kilómetros en los que el equipo de Faenza ha demostrado una fiabilidad envidiable –tan sólo un problema de cambio limitó su kilometraje el primer día– y que le vale para terminar como el segundo equipo con más vueltas en su haber, 1049, sólo por detrás de Mercedes. Además, tan sólo tres equipos han desbancado a Toro Rosso en la búsqueda de un tiempo de simulación de clasificación.

Éstas son las primeras declaraciones de Carlos al bajarse del coche:

¿Qué balance hace de los test invernales?
Estoy muy contento con esta pretemporada. Me siento cómo, a gusto en el coche; he alcanzado un buen feeling y se ha comportado bien al montar por primera vez los compuestos más blandos. No obstante, hay que mantener por supuesto toda la prudencia, ya que desconocemos la carga de combustible y otros factores en el trabajo de otros equipos. Tengo muchas ganas de llegar a Australia, me siento listo después de una buena pretemporada.

¿Qué tal ha ido la jornada de hoy?
Otro buen día para  el equipo y para mí, hemos podido probar estos nuevos compuestos, sobre todo el ultrablando, y bueno, un poquito más divertido, cambiar del neumático medio y probar este va bien, la verdad.

¿Qué tal se siente el ultrablando?
Bien, hemos ido rápido, pero no significa nada, porque no sabemos las cargas de combustible que han usado los demás ni otras cosas. Más que con el tiempo o el resultado, me quedo con la confianza que tengo en el coche, la fiabilidad. Me quedo con eso, y además cada vez que salía a pista mejoraba mi tiempo, hemos mejorado muchísimo desde el principio del test. A Melbourne con confianza pero sin creernos nada.

¿Hay que apostar por el 55 este año?
Sí, apostadle. Yo intentaré devolveros la confianza, ha sido muy buen test, tanto la primera como la segunda semana. Ha ido fenomenal, el equipo ha hecho todo lo necesario para mantenernos en pista, dar el mayor número de vueltas posible. Desde Ferrari igual, nos han ayudado muchísimo a rodar sin parar, poquísimos problemas en el lado del motor, así que hay que agradecérselo y darles la enhorabuena porque es increíble lo que han hecho.

¿Qué opina de la fiabilidad del STR11?
La fiabilidad fue nuestro talón de Aquiles, y ahora es cierto que nos ha ido mucho mejor, pero hay que confirmarlo en carrera. Hay que mantener esta buena línea y tener un año sin tantos problemas como 2015. Eso seguro que nos ayuda a lograr más puntos.

¿Dónde van a estar en Melbourne?
No tengo ni idea. Ojalá que en la Q3, ése es nuestro objetivo pero no lo sabremos hasta la clasificación.

El año pasado debutó con puntos, el listón está alto.
Sí, pero vamos a luchar por estar ahí. Estar en la Q3 y en los puntos, es lo que desearíamos. Lograrlo, sin embargo, será muy duro y no depende sólo de nosotros. 

¿Qué ha cambiado respecto a 2015?
Creo que llegamos mucho más en forma. Tanto yo como el equipo llegamos en un estado mucho mejor… pero veremos qué tal llegan los demás. Lo veremos en Melbourne, pero seguro que va bien, porque cuando se hacen las cosas como en este test te da la confianza para ir bien a Melbourne.

¿Cree que será fundamental hacerlo muy bien en las primeras carreras?
Tenemos un poco esa responsabilidad, de hacerlo muy bien al principio, en la primera mitad del campeonato, porque es previsible que los demás motores mejoren como en 2015, y nosotros sabemos que nos quedaremos así, por lo que tenemos que empujar al máximo ahora.

¿Qué piensa del nuevo sistema de clasificación?
Yo creo que no cambiará demasiado. Sólo espero que en la TV se pueda explicar al público cómo funciona este sistema, creo que no será fácil al principio.

Desde hoy, la Fórmula 1 empieza su viaje a las Antípodas, ya que el próximo 18 de marzo empezarán los primeros entrenamientos libres para el Gran Premio de Australia, en el desafiante trazado semiurbano de Albert Park. Carlos Sainz empezará allí su segunda temporada en la categoría reina.