Abr. 28, 2016

Carlos Sainz, desde Sochi: "Mi objetivo son de nuevo los puntos"

El piloto de la Scuderia Toro Rosso no piensa en el accidente de 2015

Sochi, 28 de abril 2016.- Carlos Sainz ya está en el circuito urbano de Sochi, sede del Gran Premio de Rusia de Fórmula 1. El piloto de la Scuderia Toro Rosso no guarda rencores a la pista por el accidente que sufrió el año pasado -el más fuerte de su carrera profesional- y, es más, tiene el presentimiento de que éste será un buen fin de semana. Su meta está clara: darlo todo y terminar en los puntos.

Carlos guarda un mal recuerdo de Rusia pero, al contrario de lo que se podría suponer, no se debe a la espectacular colisión que sufrió en 2015, sino por la avería mecánica que le forzó a abandonar cuando rodaba en séptima posición. Carlos había ingresado en el hospital, pero pidió el alta voluntaria y arrancó desde la última plaza de la parrilla: sin embargo, cuando estaba a tan solo ocho vueltas del final, un problema de frenos le obligó a detenerse. Mucho sufrimiento sin recompensa.

El piloto español aprovecha ese recuerdo para motivarse antes del cuarto Gran Premio de la temporada, al que llega con dos resultados en los puntos y un desafortunado abandono en la prueba de China. Prevé una carrera menos caótica desde el punto de vista estratégico, pues la degradación de los neumáticos es menor en Sochi que en otros escenarios.

Éstas han sido las primeras palabras del piloto desde el paddock.

"Todo el mundo me llamará loco, pero no tengo ninguna sensación (sobre el accidente, n.d.r.). Lo que sí tengo son muchas ganas de resarcirme de mi carrera del año pasado. Hice una de mis mejores carreras, ¡pero se me rompieron los frenos! A pesar del accidente, de no haber rodado en clasificación y de no haber rodado prácticamente en los libres, a parte de los problemas en los frenos durante la carrera, tuve un buen fin de semana. Las sensaciones son buenas y tengo un buen 'feeling' para este fin de semana".

La estrategia será menos crucial que en China: "Seguro que todo el mundo intenta ir a una parada, porque el año pasado se pudo hacer fácilmente, pero este año ha habido más degradación en todos los Grandes Premios a los que hemos ido, así que quizá no sea tan fácil como parece. Hace un poco más de frío, pero la temperatura del asfalto es la misma que en 2015, eso es lo que importa. No debería afectar mucho a la degradación.

Ha tenido unas breves palabras sobre el pasado Gran Premio: "No haría las cosas distintas a como las hice en China, simplemente tuvimos una situación de carrera que nos condicionó un poco. Toca aprender de ello e ir a por la carrera de Rusia. Habrá menos paradas, menos degradación. Quizá una carrera no tan divertida como las tres anteriores, pero aun así hay que salir a por todas e intentar acabar en los puntos, como siempre".

Sobre la necesidad de lograr muchos puntos antes del próximo GP en Barcelona, explica: "El año es largo, todavía tenemos 17 carreras por delante, es casi una temporada completa. Hay que tomarlo carrera a carrera. Por supuesto, un buen resultado me encantaría antes de mi carrera de casa, aunque si no llegara iría al GP de España con la misma motivación, desde luego".

Carlos también ha comentado la llegada de John Booth al equipo como director de competición: "Antes que nada, bienvenido John. Alguien de su experiencia en el equipo seguro que nos hace un poquito mejores. Estoy convencido de que inicialmente será una cuestión de adaptación, ver cómo trabaja el equipo. Desde ahí, nos dará algunos trucos y direcciones que seguro que nos ayudarán", ha terminado Carlos.

Finalmente, en cuanto las mejoras en las protecciones de la curva 13, donde Carlos tuvo el accidente, sentencia: "Bienvenido sea, la FIA no para de trabajar en pro de la seguridad y seguro que ahora funcionan mejor las protecciones y eso ayuda".