May. 24, 2017

Carlos Sainz, desde Mónaco: "No hago previsiones, pero aquí la potencia es menos importante"

Será vital sacar el máximo rendimiento del STR12 en clasificación

Montecarlo, 24 de mayo 2017.- Por tercera vez como piloto de Fórmula 1, Carlos Sainz ha llegado a Mónaco para disputar una de las citas más especiales del Mundial, a esa bendita locura de correr por las calles del Principado quizá con más glamour del planeta. El piloto de la Scuderia Toro Rosso participó ayer en el habitual partido de fútbol benéfico entre celebridades y pilotos, mientras que hoy ya ha trabajado con sus ingenieros en el paddock del circuito urbano, progresivamente cerrado a la circulación habitual para convertirse en la capital mundial del deporte del motor por un fin de semana.

Las anteriores participaciones de Carlos en Mónaco dejan una muy buena estadística para el madrileño. En 2015 saldó su primera visita con un décimo puesto final, que tuvo un mérito especial si consideramos que salió desde el pitlane y realizó una espectacular remontada en carrera. El entonces debutante había recibido una sanción después de saltarse involuntariamente la señal de pesaje que le mostraron en plena clasificación. El coche se halló perfectamente legal a posteriori, pero la sanción era ya inevitable y dejó sin validez el octavo mejor tiempo de parrilla que había marcado en la pista.

Un año después, su trabajo resultó todavía más brillante. Tras lograr un inaudito sexto lugar en parrilla, sorteó perfectamente las dificultades de una meteorología cambiante, pero sendos errores ajenos al piloto durante sus dos paradas en boxes le hicieron perder la posibilidad de subirse al podio, que fue tangible durante una parte importante de la carrera. Finalmente, Carlos cruzó la meta en octava posición, con grandes sensaciones en seco y también bajo el agua.

Para esta temporada, el piloto llega con su mejor casillero de puntos a esta altura de la temporada. De hecho, en el pasado GP de España se cumplió un año natural junto a su actual compañero de equipo, Daniil Kvyat, al que ha batido ampliamente en puntos en este período con una comparativa de 59 a 8 a favor del madrileño.

Las características de la pista monegasca son únicas en el calendario y, de hecho, tanto Carlos como Kvyat dispondrán de sólo un juego de neumáticos blandos Pirelli, tres de superblandos y nueve de ultrablandos, el compuesto predilecto por los pilotos en un asfalto poco abrasivo, de escaso agarre, poco exigente con la goma tanto en esfuerzo lateral como longitudinal y en el que contarán con la configuración de máximo apoyo aerodinámico en sus coches.

Como es habitual el día previo a los primeros entrenamientos libres, Carlos ha dedicado tiempo a los medios de comunicación presentes en el circuito, con los que ha compartido sus impresiones para el fin de semana:
"La experiencia en este circuito ayuda mucho. En este caso, conocer la pista sí que te ayuda con los años a llegar con más calma, sin tanta presión en los Libres 1 y los Libres 2. Eso sí, se mantiene ese poquito de tensión extra que siempre hay en Mónaco, y eso a mí me encanta. Desde el hospitality hasta el box te cruzas con muchísimos aficionados; normalmente vas por el paddock concentrado y no ves a nadie, pero aquí es imposible porque está muy lleno de seguidores. También en el hospitality hay mucha más gente, se nota que es una cita especial. En algunos momentos, ¡incluso hay peligro de caerse al agua! Ya he visto a algún piloto darse algún sustito estos últimos años".

Respecto a las posibilidades de Toro Rosso en este Gran Premio, se muestra cauto: “Este año es más difícil hacer previsiones, porque hasta ahora hemos tenido sorpresas. No hay un patrón claro este año por el que sepamos cómo vamos a ir en cada circuito. En Barcelona, por ejemplo, esperábamos estar un poquito más fuertes de lo que estuvimos. Pero luego hay carreras como Baréin, que normalmente era difícil para nosotros, y que se estaba demostrando muy buena en clasificación hasta que sufrí el problema técnico. No hago previsiones, pero al menos la potencia será un factor menos importante esta vez".

Carlos se ha referido al estatus de su equipo, también en comparación con sus rivales inmediatos: "Creo que los equipos líderes han dado un gran paso adelante con el reglamento nuevo. Hay tres equipos delante, y luego los demás tenemos un nivel de apoyo aerodinámico muy similar, por eso la zona central de la tabla está tan apretada. Con un poquito más de potencia, estaríamos con Force India o Williams. En cualquier caso, y como ha dicho James Key, quizá no tengamos con el STR12 la ventaja respecto a otros chasis que teníamos el año pasado. Si logramos un pequeño plus, podríamos luchar un poco más de tú a tú y no salir de tan atrás para intentar siempre la 'machada' el domingo, salir con el cuchillo entre los dientes en la primera vuelta, intentar hacer undercuts… Ojalá las próximas mejoras nos den un par de decimitas que nos meta más en la pelea por la Q3. Estamos trabajando para entender por qué en clasificación no vamos tan bien como en carrera, pero hay que mantenerse positivos, atentos, y sacar lo mejor de lo que tenemos, porque en Mónaco la clasificación es determinante".

Carlos se ha referido también al nuevo bordillo disuasor instalado en la segunda curva de la Piscina: "Quizá es un poquito excesivo, creo que es más adecuado para la Porsche Supercup que para la Fórmula 1. Desde luego, quien cometa un error lo va a pagar muy caro, porque te va a catapultar directo hacia el muro. De hecho, va a actuar prácticamente de muro: si lo tocas, prácticamente estás fuera. El año pasado era suficiente para nosotros, quizá no para otras categorías, pero la F1 tiene preferencia".

Por último, ha hecho también referencia a su actividad solidaria como impulsor de los Kiciclos, triciclos adaptados con portasueros para niños enfermos, junto a la ONG Juegaterapia: "Cuando surgió la idea, me encantó de primeras. Es una de esas cosas que puede poner una sonrisa en la cara de un niño y yo lo hago también con una sonrisa. Soy embajador del Legado de María de Villota, he colaborado con otra ONG que se llama Avanza el pasado diciembre… Siempre que tengo tiempo libre, que es muy poco pero lo intento aprovechar, trato de involucrarme en acciones como ésta”, ha terminado Carlos.

Los entrenamientos libres para el Gran Premio de Mónaco empezará mañana jueves 25 de mayo. La primera sesión dará comienzo a las 10:00 hora centroeuropea de verano, mientras que la tanda vespertina arrancará a las 14:00. Ambas están programadas con una hora y media de duración y las seguiremos de cerca desde la web oficial de Carlos –www.carlosainz.es– así como desde la cuenta de Twitter @carlosainzinfo.