Oct. 6, 2016

Carlos Sainz, desde Japón: "Recibiría bien la lluvia, la espero desde hace cinco carreras"

El español piensa en sacar el máximo partido a sus medios carrera a carrera

Suzuka, 6 de octubre 2016.- La Fórmula 1 ya se ha instalado en Suzuka, la sede del Gran Premio de Japón y uno de los circuitos más valorados por la mayoría de pilotos de la parrilla. Uno de ellos es Carlos Sainz, que llega a la exigente pista nipona con idéntico objetivo al que acudió a las anteriores citas del Mundial: sacar hasta la última milésima de su Toro Rosso STR11.

El año pasado, Carlos logró en Suzuka la décima posición en la parrilla, y la mantuvo durante la carrera para terminar con un valioso punto. Demostró un ritmo muy sólido y, de hecho, se enamoró de un circuito con muchas curvas de media y alta velocidad, una peculiar configuración en forma de '8' y grandes cambios de elevación.

Para este Gran Premio, Pirelli ha elegido los tres compuestos más duros de su gama, el duro, el medio y el blando, como ya vimos la semana pasada en Malasia. Es la combinación más conservadora de las posibles, aunque lógica en un circuito exigente en cargas laterales y con un asfalto muy abrasivo. De hecho, será la primera vez que se podrá equipar el neumático blando en Suzuka. Dentro del equipo Toro Rosso, y por primera vez en varios meses, hay diversidad en el reparto de los neumáticos entre ambos coches: así, Carlos dispondrá de tres juegos de duros, otros tres de medios y siete de blandos, mientras que su compañero Daniil Kvyat montará cuatro sets de duros, dos de medios y también siete de blandos.

Hoy, Carlos ha dado su habitual vuelta a pie al circuito acompañado por sus ingenieros para analizar cada detalle del trazado diseñado por John Hugenholtz hace ya 54 años. Además, el piloto madrileño ha sido uno de los pilotos invitados a la rueda de prensa oficial de la FIA, donde ha expresado sus primeras opiniones sobre el fin de semana de Gran Premio.

"Tengo muy buenos recuerdos de Suzuka desde el año pasado. Fue mi primera vez en Japón y en este circuito, lideré los primeros Libres en la lluvia, conocí la pista y me encantó… Además, el Toro Rosso y yo rendimos bien cuando llueve, así que la recibiría bien este año. Dicen que hay posibilidad de lluvia en las previsiones para el sábado y el domingo, y en la F1 está bien que haya condiciones cambiantes para el espectáculo. Quizá es algo que esperaba en las últimas cinco carreras, abre más posibilidades para tener un buen resultado".

"Visto lo visto en Malasia, habrá carreras en las que iremos un poco mejor, y en otras un poco peor. Suzuka será una incógnita, como siempre, pero estaremos ahí en la pelea. Hasta que no venga otro circuito como Singapur, Mónaco o Montmeló, nos va a costar brillar", ha advertido, prudente.

"La configuración aerodinámica no ha sido importante en nuestra bajada de rendimiento a partir del GP de Alemania. Ha habido una serie de coincidencias: por un lado llegaron circuitos que no nos favorecían, con rectas muy largas. A esto hay que sumarle las mejoras de Mercedes, Ferrari, Renault y Honda: otros equipos comenzaron a recibir mejoras y nosotros seguimos básicamente con el coche de Australia. El STR11 era muy bueno, pero si no evolucionas en Fórmula 1, parece que vas peor. Nosotros vamos tan bien como en Australia, pero los demás han mejorado".

"No hay frustración en este final de temporada. Sabemos que el rendimiento en cada Gran Premio cambia, así que veremos cómo vamos carrera a carrera. Al final, intentamos sacar el máximo rendimiento del coche cada fin de semana. Singapur era nuestra gran oportunidad, salíamos sextos y teníamos ritmo para terminar entre los seis primeros, pero no puedes pensar mucho en ello".

También se ha referido a la posibilidad de que se emitan por televisión las reuniones de Charlie Whiting con los pilotos durante los Grandes Premios: "Me parece buena idea, creo que es una forma de que los fans y a las televisiones puedan ver un poco cómo somos cada uno de nosotros en los 'briefings' con la tensión que hay cuando uno critica alguna maniobra de otro. De cada cinco 'briefings', quizá hay uno o dos interesantes y los otros no, pero alguno habrá que merezca la pena, así que sólo puede ayudar".

Por último, Carlos se ha referido a los nuevos monoplazas de 2017, con una perspectiva muy positiva: "Serán más rápidos, así que todos tendremos que ir un poco más allá con nuestro trabajo de preparación física. Este año, en la clasificación de Malasia hemos sido casi tan rápidos como el récord de la pista porque íbamos seis segundos por vuelta más rápido que el año pasado. Allí ya podías notar que era duro físicamente, y el año que viene será más exigente".

"Es un desafío que recibo con ganas, que me gusta. Habrá que considerar que en carrera la limitación física también va a ser determinante, y lo veo bien porque será más selectivo para los pilotos", concluyó Carlos.

Los entrenamientos libres para el GP de Japón empezarán con la primera sesión a las 03:00 hora peninsular española. Los seguiremos desde www.carlosainz.es y desde la cuenta de Twitter @carlosainzinfo.