Ene. 21, 2016

Carlos Sainz busca dar un paso adelante en 2016

Se queda con lo positivo de 2015 y cree que los problemas se resolverán este año

La temporada 2015 es historia para Carlos Sainz, que ya se prepara a conciencia para su segundo año en Fórmula 1 con la Scuderia Toro Rosso. En la pasada campaña, los problemas técnicos de su STR10 le causaron siete abandonos en 19 carreras y, en consecuencia, quedó claro que su botín de 18 puntos a final de año podría haber sido aún mayor.

Carlos se ha mostrado confiado por el apoyo recibido desde Toro Rosso y Red Bull, conscientes del verdadero valor de sus actuaciones como debutante, y ya mira al futuro inmediato para arrancar con buen pie la pretemporada de 2016 en el Circuit de Barcelona-Catalunya, el próximo 22 de febrero. "No es bonito ver que no tienes todos los puntos que te mereces en la clasificación. Pero al final, Red Bull y Toro Rosso saben los puntos que podría tener, han hecho el cálculo. Más de uno estará sorprendido de ver la cantidad de puntos que podría tener de no ser por los problemas de fiabilidad", ha explicado el piloto a la publicación británica Autosport.

"Según los cálculos que he visto, podría haber estado mucho más arriba, pero nunca se sabe. Al final tienes que aceptarlo. Esto es deporte y a veces no dependes sólo de ti mismo. Con un poco de suerte, en 2016 todo esto se solucionará y podremos ir de verdad a por ello", ha dicho optimista.

El proceso de aprendizaje por el que Carlos pasó en 2015 fue importante para él, y en diversas ocasiones lo ha logrado observando a su compatriota Fernando Alonso, que tuvo una temporada todavía más dura: "Es interesante ver, observar, aprender. El año pasado fue todo un aprendizaje".

Alonso, ídolo de infancia de Carlos, ha vuelto a ser un referente para él con su forma de afrontar los problemas vividos en McLaren, algo que el piloto madrileño trata de aplicarse a sí mismo. "Fernando es un muy buen modelo a seguir. No hace falta que venga a decirme 'prueba esto o piensa lo otro'. Tan sólo hablando con él en el drivers' parade o el paddock puedo aprender. Ha sido un poco como un espejo en el que mirarse".