Oct. 20, 2016

Carlos Sainz: "Austin es un circuito con carisma, con personalidad"

En 2015 logró allí su mejor resultado; este año peleará por unos puntos difíciles

Austin, 20 de octubre 2016.- Carlos Sainz ya ha llegado al Circuit of the Americas, situado a las afueras de la texana ciudad de Austin, la sede del Gran Premio de los Estados Unidos de Fórmula 1. El piloto madrileño de la Scuderia Toro Rosso llega a la decimoctava cita del Mundial de Fórmula 1 con las buenas sensaciones que siempre vuelven cuando se pisa una pista donde se han logrado buenos resultados.

El año pasado, Carlos fue cuarto y quinto en las dos sesiones de entrenamientos que pudieron disputarse, ya que la lluvia inundó el circuito durante buena parte del fin de semana y una tuvo que suspenderse. En clasificación pisó un charco y perdió la posibilidad de lograr un buen lugar en la parrilla de salida. Sin embargo, lo mejor estaba por llegar: en carrera firmó una remontada brillante con el mayor número de adelantamientos para él durante un Gran Premio, y terminó en una meritoria séptima posición.

Este año, la Scuderia Toro Rosso llega al Gran Premio de Estados Unidos en una situación complicada, debido principalmente a la falta de evolución de su unidad de potencia.  Además, la previsión meteorológica indica que el evento se celebrará en ambiente soleado de principio a fin, y eso no son las mejores noticias para Carlos, que bajo la lluvia tiene menos 'handicap' respecto a coches más potentes.

Para esta carrera, Pirelli ha elegido la combinación más habitual del año en cuanto a compuestos de neumáticos. Así, los pilotos dispondrán de gomas medias –marcadas con el flanco blanco–, blandas –amarillo– y superblandas –rojo–. Concretamente, en el equipo Toro Rosso han dispuesto la misma selección de juegos para sus dos pilotos. Tanto Carlos como Daniil Kvyat contarán con 3 juegos de neumáticos medios, 3 de blandos y 7 sets de superblandos.

Declaraciones del día
Como en cada Gran Premio, y además de la rutina normal de trabajo con los ingenieros, los jueves son jornadas para el encuentro con los aficionados y medios de comunicación, con los que Carlos ha conversado para explicar cuáles son sus posibilidades en Austin:

"Algo muy raro tendría que pasar para volver a meternos en los puntos. Vamos a hacer nuestro fin de semana, a hacer todo lo que el coche y nosotros seamos capaces de hacer. En Suzuka me quedé con mal sabor de boca, porque con un coche capaz de adelantar la carrera hubiera sido totalmente diferente. Pero nos equivocamos, pensamos que con una estrategia de dos paradas íbamos a poder adelantar con neumático fresco y no fue el caso. Aquí hemos aprendido esa lección. Vamos a estar entre el duodécimo y el decimoquinto en carrera, y tenemos que hacer la estrategia correcta para intentar sumar algún puntito", ha dicho en declaraciones a Movistar+ F1.

Mantener la motivación es clave, a pesar de las dificultades sufridas por Toro Rosso en esta segunda mitad de Mundial. Pero Carlos lo tiene claro: "La mantengo intacta, aunque no es fácil porque yo soy una persona muy competitiva, y me gusta luchar por los puntos, como mínimo. Pero cuando te subes al coche, tiendes a pensar en la suerte que tienes de estar conduciendo un Fórmula 1, de estar en Austin a los mandos de este pedazo de coche, te contagias de eso y entonces sabes que estás aquí para dar lo mejor que tienes. Y disfrutas. Estoy corriendo en Fórmula 1, y eso es un sueño cumplido".

El piloto se ha referido también al Gran Premio del año pasado: "Aprendí una barbaridad durante ese fin de semana. Eran condiciones cambiantes. Hubo un par de sesiones en los Libres que salimos a pista para dar un par de vueltas para ver cómo estaba la pista, y estaba totalmente inundada. Llevar un F1 en esas condiciones es de las cosas más divertidas que he hecho, pero también de las más incontrolables, de las que estaban más al límite. Este año se espera un fin de semana mucho más tranquilo. Por un lado, eso es bueno porque quizá el año pasado fue un poco aburrido con tanta lluvia y la sesión de entrenamientos que suspendieron. Pero luego se mira por otro lado, y una carrera como la de 2015, con un tiempo así, no nos vendría mal a nosotros por la cuestión de la potencia".

Por último, Carlos le ha dedicado unas palabras al circuito, que le encanta: "Austin me gusta porque hay muchos circuitos nuevos que no han conseguido crear la magia que se hizo en Suzuka, en Spa, Silverstone… Pero si hay uno que ha creado su propia personalidad, ese carisma, ése es Austin. Eso le da esa personalidad que quizá le falte al resto de circuitos nuevos. Yo creo que Hermann Tilke se dio cuenta de que hacía falta volver a circuitos con subidas, curvas rápidas, donde puedes sentir de verdad un F1, con menos curvas de 90 grados. El primer sector de Austin es bastante impresionante, también desde el punto de vista del piloto, así que será bastante divertido. Tiene curvas muy especiales y las vamos a aprovechar", ha terminado.

Mañana se disputará la primera sesión de entrenamientos libres para el GP de Estados Unidos. Será a las 17:00, hora peninsular española, y lo seguiremos en www.carlosainz y desde la cuenta de Twitter @carlosainzinfo.