Nov. 12, 2016

Carlos Sainz arrancará decimoquinto el GP de Brasil

Carrera a la remontada con un coche preparado para la lluvia

Sao Paulo, 12 de noviembre 2016.- Carlos Sainz ha terminado decimoquinto en la sesión de clasificación para el Gran Premio de Brasil, en la que el piloto de Scuderia Toro Rosso no se ha sentido del todo cómodo con su monoplaza. El español, que venía de una sólida décima plaza en México, ha caído en la Q2 con un mejor tiempo personal de 1’12”290.

La sesión se ha disputado bajo la amenaza permanente de la lluvia, que no ha llegado a materializarse en ningún momento. Las nubes, sin embargo, han mantenido bajas las temperaturas tanto del aire (19ºC) como del asfalto (27º) y han hecho un poco más difícil la tarea de calentar los neumáticos hasta su punto óptimo.

Carlos llegaba a la cronometrada consciente del reto al que se enfrentaba. Esta mañana, en los Libres 3, había marcado el 14º mejor tiempo y comprobado que el paso a la Q3 iba a ser incluso más difícil de lo habitual. La falta de potencia de su motor, una unidad Ferrari de 2015, ha jugado en su contra en la subida final del tercer sector y le ha penalizado con varias décimas de segundo cruciales en el tiempo final.

En la Q1, el madrileño se ha asegurado el paso a la siguiente ronda con un único juego de neumáticos blandos. Su 1’12”950 le ha significado la duodécima posición en la tabla de tiempos. Ha montado otro set por si la situación se complicaba en el último momento, pero no necesitó completar esa segunda vuelta cronometrada.

En la Q2, ha gastado dos sets de gomas amarillas -uno usado en la Q1 y otro nuevo- en busca del acceso a la Q3, pero sólo ha podido arañarle tres centésimas a su tiempo anterior. Sus rivales han mejorado más y eso le ha dejado en el decimoquinto lugar de la parrilla de salida para la carrera de mañana.

En declaraciones a los medios de comunicación, Carlos ha expresado su sorpresa al constatar que su progresión entre sesiones ha sido inferior a la de sus rivales, una incógnita que estudiará con sus ingenieros en la preparación de la carrera de mañana.

"Había un poco de lluvia en el ambiente y eso no te da toda la confianza del mundo, pero he hecho una vuelta sin errores. Ha sido un 1'12”9. Lo raro es que no hemos mejorado desde la Q1. Tenemos que analizar eso; no hemos encontrado más tiempo".

"En este circuito era casi imposible acceder a la Q3. En Austin y México lo era también, pero aquí todavía más. En la subida, con tanta pendiente, es donde más se notan los caballos. El resultado final es el esperado: decimocuarto y decimoquinto es donde esperábamos estar. No ha sido mi mejor vuelta del año, pero tampoco ha habido ningún gran problema. El único interrogante que tengo es por qué no hemos mejorado entre la Q1 y la Q2".

"Quizá que hayan bajado las temperaturas ha beneficiado a aquellos coches que ayer se sentían más incómodos con el calor, porque así los coches son más fáciles de llevar. Ayer nosotros estábamos bien, a pesar del calor. Tenemos mucha aerodinámica y eso lo compensaba parcialmente, pero hoy esa ventaja la han tenido todos. Además, en clasificación quitas gasolina y vas más tiempo a fondo; nosotros, cuanto más tiempo estemos a fondo más tiempo perdemos con los demás, porque nos falta potencia en el motor".

Carlos sí ha concedido que sus mecánicos han calibrado sus reglajes con la lluvia en mente, pues las previsiones meteorológicas indican que mañana será una carrera con agua.

"Nosotros no íbamos del todo preparados para condiciones de seco, así que mañana espero la lluvia más que nunca. Ojalá los demás no vayan bien mañana y nosotros podamos hacer como en Mónaco o Hungría, donde con la lluvia nos conseguimos colar en el Top 10. Donde tiene que llover es en carrera, no en clasificación. Así podrán pasar más cosas. Puede haber más toques, más abandonos, y todo será más impredecible. Hay un alto riesgo de lluvia y parece que sería más intenso que la llovizna de los Libres 3. Si no llueve y por delante no ocurre nada, puntuar será difícil. ¡Pero eso no significa que no lo intente!".

Por último, el madrileño también se ha pronunciado sobre la lucha por el título mundial que sostienen Nico Rosberg y Lewis Hamilton. Mañana la Fórmula 1 puede tener un nuevo campeón. "Nico puede quedar segundo en las dos carreras que faltan y ser campeón del mundo. Parece que la gente se olvida, pero esos resultados con un Mercedes no son muy complicados. Hoy han tenido seis décimas de ventaja sobre el resto y estamos en Brasil, donde la vuelta apenas dura 1’10". Eso significa que en Abu Dabi tendrán un segundo de ventaja, si ponen toda la carne en el asador. La clave de mañana será la salida y, si no, ver cómo aguanta Nico bajo la lluvia".

El Gran Premio de Brasil comenzará a las 14:00 hora local de Sao Paulo, las 17:00 hora peninsular española. Lo seguiremos en directo desde www.carlosainz.es y desde la
cuenta de Twitter @carlosainzinfo.