Jul. 20, 2016

Carlos Sainz, ante el GP de Hungría: "Tendremos que resetear nuestros puntos de referencia"

Será el trigésimo Gran Premio de Carlos en Fórmula 1

Madrid, 20 de julio 2016.- Carlos Sainz y la Scuderia Toro Rosso ponen rumbo a Budapest, para competir este fin de semana en el Gran Premio de Hungría de Fórmula 1. Después de terminar de nuevo en la zona de puntos en Silverstone, el piloto madrileño afronta las dos últimas carreras –en semanas consecutivas– previas a las vacaciones de verano, y lo hace con la esperanza de que su STR11 sea competitivo en el sinuoso trazado de Hungaroring.

Las últimas cuatro citas del calendario –Canadá, Azerbaiyán, Austria y Gran Bretaña– tuvieron en la velocidad punta y la potencia del motor factores imprescindibles para ser competitivo. Carlos ha superado este póker de carreras con puntos en tres de ellas y un abandono por fallo mecánico, y ahora llega una prueba con características netamente distintas, a priori favorables para su montura.

Si bien Hungaroring es un circuito permanente, y presente en el calendario desde 1986, sus características son muy similares a las de uno urbano. Es la segunda pista más lenta del calendario, sólo superada por Mónaco, y es conocido por la estrechez de su asfalto y la brevedad de sus rectas. Un circuito donde la potencia pierde preponderancia en favor de la aerodinámica y el chasis.

Pirelli llevará hasta allí los compuestos medio, blando y superblando. Toro Rosso ha elegido para sus dos coches la misma configuración: un juego de medios, cinco de blandos y siete de superblandos.

El año pasado, Carlos tuvo en sus manos una gran ocasión para lograr un resultado entre los cinco primeros clasificados en Budapest, pero un problema en su unidad de potencia le dejó fuera de carrera a nueve vueltas del final, en una larga racha de infortunios técnicos.

Esta temporada, la fiabilidad ha progresado en Toro Rosso y Carlos llega a Budapest tras puntuar en cinco de las últimas seis carreras de la temporada. Es un circuito que conoce perfectamente, pero este año tendrá que descubrir un asfalto nuevo, con todo lo que ello conlleva. Éstas son sus primeras impresiones:

"Al igual que en Austria, este año también han reasfaltado el circuito de Hungaroring, así que tendremos que resetear todos nuestros puntos de referencia. Al margen de esto, el segundo sector es el más interesante y divertido. Creo que nuestro coche debería ser fuerte aquí, así que tengo ganas de que llegue el fin de semana, aunque por mi experiencia en F1 me tomo cada GP con cautela y me centro en trabajar mucho. De eso sí estoy seguro, el equipo y yo vamos a darlo todo para acercarnos al quinto puesto en la clasificación de constructores y, personalmente, al Top 10 del Mundial de pilotos, que tengo a dos puntitos".

Los entrenamientos del GP de Hungría empezarán el próximo viernes 22 de julio, aunque Carlos comparecerá ante los medios de comunicación el jueves previo, a las 15:00 hora española peninsular, ya que ha sido invitado a la conferencia de prensa oficial de la FIA. Ofreceremos toda la información en www.carlosainz.es y en la cuenta de Twitter @carlosainzinfo.