Jul. 16, 2017

Carlos Sainz abandona el GP de Gran Bretaña tras recibir un golpe en la primera vuelta


Un incidente en Becketts acaba con las opciones de remontada del piloto español

Silverstone, 16 de julio 2017.- La participación de Carlos Sainz en el Gran Premio de Gran Bretaña ha durado media vuelta. Un incidente con su compañero en la Scuderia Toro Rosso, Daniil Kvyat, le ha obligado a abandonar de forma prematura por daños mecánicos sin que el piloto madrileño pudiera hacer nada al respecto.

La lluvia siempre es una amenaza en Silverstone, pero no ha hecho acto de presencia en ningún momento. Dirección de Carrera ha ordenado que se diera una vuelta de formación extra, porque el Renault de Jolyon Palmer se había detenido a un lado de la pista por problemas hidráulicos, pero la segunda intentona ha sido perfectamente normal.

Carlos ha recurrido a los neumáticos superblandos en el momento de la salida, al igual que la mayoría de coches que le rodeaban. Empezaba decimotercero, condicionado por una sesión de clasificación en la que un fallo en la suspensión trasera le impidió demostrar toda su velocidad.

Cuando se han apagado los semáforos, Carlos ha defendido su posición. Ha trazado la curva Luffield pegado a la estela de su compañero y le ha superado por tracción justo antes de llegar a Copse. Con el rebufo, Daniil ha ganado inercia y ha tomado la línea interior en Maggots. Kvyat ha salido del viraje por encima de los pianos y ha perdido estabilidad en la entrada de Becketts. Carlos, que se había mantenido siempre fiel a la línea exterior y había dejado el espacio suficiente a su compañero, ha recibido el impacto del segundo STR12 después de que éste pisase la hierba y se convirtiese prácticamente en un ariete.

Fruto de la colisión, Carlos ha tenido que abandonar el Gran Premio y su compañero ha recibido como penalización un Drive-Through en carrera y dos puntos en su licencia.

Al regresar al paddock, Carlos ha cumplido sus compromisos con los medios, aunque ha preferido mantener la situación de hoy en un plano estrictamente interno: “Acabar un Gran Premio con un accidente no es lo que quieres, cuando además habíamos hecho una buena primera vuelta. El tema se tratará internamente, no merece la pena hablar de ello ante los micrófonos porque no ayudaría a nadie”, explicó Carlos al regresar al paddock.

Creo que hoy se podría haber hecho una buena carrera, pero así es la competición. Ahora hay que pensar en Hungría. Yo me mantengo optimista; llevamos dos problemas seguidos, dos carreras sin terminar, pero estoy seguro de que es una racha que terminará pronto”, ha concluido el piloto.

La Fórmula 1 volverá a la acción dentro de dos semanas, en el circuito permanente más lento de todo el calendario, Hungaroring. El Gran Premio de Hungría será la última carrera del calendario antes del parón veraniego, una última oportunidad para regresar a los puntos y pasar página después de dos carreras de infortunios. Como siempre, seguiremos a Carlos de cerca desde su página web oficial www.carlosainz.es y desde la cuenta de Twitter @carlosainzinfo.