Jun. 19, 2016

Carlos Sainz abandona el GP de Europa con problemas técnicos

Había remontado hasta la octava posición antes de retirarse

Bakú, 19 de junio 2016.- El Gran Premio de Europa ha sido una carrera de obstáculos para Carlos Sainz, que ha remado contracorriente en busca de unos puntos que no han podido llegar. El piloto español ha abandonado con un problema en la suspensión de su Toro Rosso y con una anomalía en la temperatura que le ha obligado a rebajar la potencia de su motor Ferrari. La decepción es evidente ante un resultado así, pero Carlos ya mira hacia el GP de Austria.

El piloto madrileño arrancaba desde la decimoctava posición de la parrilla de salida, afectado por una penalización de cinco plazas tras sustituir ayer la caja de cambios de su monoplaza. Los puntos eran el objetivo, pero también una meta muy ambiciosa dadas las dificultades del STR11 para desenvolverse en una pista que no se adapta a su naturaleza. Aun así, Carlos había alcanzado la octava posición antes de retirarse.

El español de la Scuderia Toro Rosso ha arrancado con un juego de superblandos usados, con los que ha dado siete vueltas. Ha llegado hasta el decimoquinto lugar, desde donde ha entrado en boxes para adelantar con 'undercut' a quienes le precedían, una táctica que ya dio sus frutos en Canadá. Optó por los neumáticos blandos y dio 23 vueltas más con ellos para escalar hasta la octava plaza de la clasificación. Cambió entonces a la superblanda para el último stint de la prueba, pero en la cuarta vuelta de dicha tanda abandonó en la primera curva por un problema relacionado con la suspensión.

Carlos ha explicado que éste no ha sido el único contratiempo que se ha encontrado al volante.

"He corrido con los mismos frenos que ayer. No tenía mucha confianza en ellos. En la vuelta 2 hemos tenido problemas de temperatura y hemos tenido que quitar potencia del motor. He hecho toda la carrera con menos potencia, y aun así estábamos recuperando y en los puntos. Está por comprobar al 100% que el abandono haya sido por la suspensión, pero este fin de semana hemos tenido muchos problemas que nos han impedido un resultado mejor. A nivel personal, no se podría haber hecho mucho más".

"Llevábamos tres carreras muy buenas. Por un motivo u otro, este fin de semana las cosas no han salido. Pero eso no significa que no vayan a ir bien de nuevo. No ha sido el mejor Gran Premio, pero venía haciendo una carrera muy buena con menos potencia de la que tendría que haber tenido. Íbamos recuperando mucho, pero este fin de semana no nos han salido las cosas. Con 21 carreras en el calendario, está claro que una no nos iba a salir bien".

"Es mejor que esto nos pase en este circuito, donde sabíamos que no íbamos a ser competitivos. La quinta posición del Campeonato de Constructores se complica, vemos que Force India está muy fuerte. Pero vamos a luchar y estoy seguro de que nos recuperaremos".

La próxima cita del calendario es el Gran Premio de Austria, que se disputará dentro de dos semanas en el hogar de la familia Red Bull: el Red Bull Ring.